divendres, 11 de desembre de 2015

La situación del mercado de trabajo en España durante el gobierno del PP




Más allá de las declaraciones políticas, ¿que nos dicen los datos de la EPA (Encuesta de Población Activa), la única que es comparable a nivel europeo (Eurostat) e internacional, sobre la evolución de los parados y los ocupados, la de los asalariados según el tipo de contrato en el período que va del 4º trimestre de 2011 al 3er trimestre de 2015, que es el que corresponde con el del último gobierno del PP?.

La tasa de paro continuó aumentando durante el 2012 hasta llegar a un máximo histórico de casi el 27% en el primer trimestre de 2013. A partir de entonces empezó a disminuir, muy lentamente en el 2013 y más rápidamente a principios de 2014 i sobre todo en lo que llevamos de 2015. En el conjunto del período ha disminuido en sólo un 1,38% hasta llegar al 21,8% en el tercer trimestre de 2015. Esta cifra es más del doble de la existente en la zona euro y en el conjunto de la Unión Europea, es la segunda más importante, después de Grecia, de todos los países de la UE y afecta con especial virulencia a los jóvenes ya que la tasa de paro juvenil se eleva al 47,7% en dicho trimestre.


Cómo se puede ver en el siguiente gráfico, la evolución ha sido muy similar en lo que respecta al número de parados, que en el primer trimestre de 2013 llegó a más de 6,2 millones, para ir disminuyendo desde entonces hasta situarse en los 4,85 millones en el tercer trimestre de 2015, el único en todo el período considerado en el que la cifra ha estado por debajo de los 5 millones de parados. En el conjunto del período, el número de parados disminuye en más de 436.000 personas.


Se puede decir, pues, que tanto el número de parados como la tasa de paro ha disminuido en el conjunto de período, aunque ciertamente de una forma muy modesta (menos del 10% de los parados actuales y un 1,38% por lo que hace a la tasa de paro) y, por otro lado, con una tasa de paro que dobla el de la zona euro y el de la UE28 y con una tasa de paro juvenil que se acerca al 50%.

¿ Y, que ocurre con los ocupados, con la gente que tiene un trabajo? Pues bien, a pesar de la disminución del paro que hemos señalado, el número de ocupados en el 3er trimestre de 2015 continua siendo inferior al número de ocupados del 4º trimestre de 2011, concretamente en -104.300 personas. Es decir, si se considera  este período en su conjunto, no se ha creado ocupación, a pesar de que el número de ocupados va aumentando, con algunas oscilaciones, desde el 1er trimestre de 2014. pero había disminuido más desde el principio del período hasta el último trimestre citado.

 

¿Y, cómo se explica que disminuyendo el paro, aunque sólo muy moderadamente en el conjunto del período, no se crea ocupación neta en este mismo período? Para ello, hemos de fijarnos en la evolución de la población activa.


Recordemos que la población activa (es decir, la población que puede trabajar y que quiere trabajar) es igual a la suma de la población ocupada y la población parada.

Cómo decíamos, los parados han disminuido en el período considerado en más de 436.000 personas y, sin embargo, los ocupados también han disminuido para el conjunto de este período en 104.300 personas. Ello se debe a la gran disminución de la población activa en este mismo período -es decir, gente que pudiendo trabajar ya no quiere hacerlo, abandonando el mercado de trabajo- que ha llegado hasta más de 540.000 personas. Una disminución que puede explicarse por la vuelta a sus países de algunos inmigrantes, porque algunos estudiantes hayan decidido alargar sus estudios, por prejubilaciones o por personas que ante las dificultades para encontrar un trabajo deciden salir o no entrar en el mercado de trabajo.


Por otro lado, y como se puede ver en el gráfico siguiente, los asalariados han tenido un comportamiento muy similar al de los ocupados en este período, con un nivel al final del mismo inferior al que tenían en su inicio.



Cómo se puede ver los asalariados totales disminuyen en 201.600 personas en el período, pero además es muy significativo que los asalariados con contrato indefinido hayan disminuido de forma más importante (-354.400), mientras que los asalariados con contratos temporales han aumentado en 152.800 personas. Es decir, en este período se ha producido un aumento de la precarización en el mercado de trabajo.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada